Crema de calabaza otoñal y mi secreto para sobrevivir un día horroroso!

10 Comentarios

Crema de calabaza otoñal y mi secreto para sobrevivir un día horroroso!

Esta crema de calabaza es buénisima para tomar por la cena para calmarse y relajarse tanto física como emocionalmente. La recomiendo para aquellos días en los que llegas de Londres exhausta pensando en esa infusión que te vas a hacer cuando llegues a casa, en el libro que vas a coger, en la mantita y en tu bendita cama….perfecta para esos días en los que llegas de Londres y te das cuenta de que te has dejado las llaves de casa dentro del coche y las llaves del coche dentro de casa (tal como lo estás leyendo), perfecta para esos días en los que te cagas en la mar, en la leche, en la host*** y básicamente en todo lo existente sobre la tierra, maravillosa para relajarte esos días en los que acabas de pagarle 100 benditos euros a un cerrajero para que te abra la puerta del coche (para poder sacar las llaves de tu casa) en un tiempo aproximado de 25 segundos….Básicamente esta cremita de calabaza es maravillosa para esos días en los que ya no puedes más y lo único que piensas es en tumbarte en la cama y desaparecer bajo la faz de tu manta :)

crema-de-calabaza-con-mandarina

Últimamente parece que viene una onda de positivismo en la que parece que solo se puede ser feliz, que una no se puede enojar, no se puede frustrar ni patalear…No me leas mal, me considero una persona súper positiva y la verdad es que siempre miro el lado bueno de cualquier situación por muy mala que parezca. Pero en la vida pasan cosas de estas…pasa que lo has dejado con tu marido/ mujer, pasa que se te va a la mier*** un trabajo en el que has estado poniendo tu empeño durante un mes, pasa que te dejas las llaves de casa dentro del coche y las del coche dentro de casa y te das cuenta cuando llegas de Londres a las 9 de la noche y no tienes donde caerte muerta, pasa que a tu hijo le ha dado una pulmonía del copón y pasa que el vecino ha tenido un accidente….PASA QUE SIEMPRE TE ENCONTRARÁS SITUACIONES QUE NO TE ESPERABAS Y QUE TIENES QUE LIDIAR CON ELLAS (Y yo te recomiendo que lo hagas de la mejor forma posible).

crema-calabaza

POR ESO HOY TE VOY A CONTAR LO QUE HAGO CUANDO TENGO UN DÍA HORROROSO:

  1. Veo el problema tal como es Y NO PEOR: “Me he dejado las llaves de casa dentro del coche y las del coche dentro de casa y tengo que pagar 100 euros a un cerrajero para que me abra el coche”. Cuando me di cuenta me enojé, me frustré y como he dicho me cagué en todo lo que existe en la tierra…pero justo en ese momento tomé conciencia de como me estaba sintiendo y NO DRAMATICÉ. Lo que ha pasado ha pasado y una cosa que te puede ayudar es no dramatizar y no ver el problema como algo mucho peor de lo que es. No te inventes una historia dramática de lo que ha pasado porque lo único que vas a hacer va a ser agravar el problema. Por ejemplo si tu hijo se ha roto un brazo no empieces: madre mía y mi hijo se ha roto un brazo, y ahora que va a hacer, ya no podrá jugar al baloncesto, ahora se va a aburrir todas las tardes, se va a deprimir…blablabla! No dramatices, eso es solo una historia que te estás inventando de algo que seguramente deje de pasar cuando veas el problema tal cual es y no peor.
  2. CREO UNA VISIÓN Y ME HAGO FUERTE: Si hay un mantra que repito más de cinco veces al día es: TODO SE PUEDE SOLUCIONAR. Cualquier situación en esta vida tiene solución así que no te preocupes y visualízala!
  3. COCINA ALGO RICO QUE TE AYUDE A EQUILIBRAR TUS EMOCIONES: Hoy en día no tenemos mucha conciencia del impacto que tiene la alimentación en nuestras emociones. Y para mi, tener el conocimiento de como la alimentación equilibra tu energía es tener el poder y el control de uno mismo y de su propia vida. No tiene el mismo efecto energético en tu cuerpo una crema de calabaza cocinada a fuego lento que una calabaza cruda o un zumo de calabaza. El efecto en el cuerpo es totalmente distinto y por eso a mi me parece fundamental saber equilibrarme con todos mis conocimientos de Cocina Natural y Energética. Y de eso se trata este blog: de inspirarte a cocinar cada día con alimentos vivos y vitales que te dan energía y de que aprendas a crear alquimia con el fuego para equilibrar también tus emociones! En mi caso, esta crema de calabaza fue como agua bendita caída del cielo en ese día tan malo que pasé ayer….me relajó como no tienes una idea, me calmó, me quitó el dolor de cabeza y de un soplón todas las preocupaciones….

Así que no esperes más y descárgate la receta de esta maravillosa crema pinchando en el link de abajo, te llegará directamente a tu email para que puedas imprimírtela directamente y llevarla a la cocina para prepararla!

Y de nuevo, no me leas mal…no estoy diciendo que para equilibrar tus emociones solo necesitas tener conocimientos de cocina energética y natural, lo que estoy diciendo es que hay muchos factores que influyen en tu salud emocional: la calidad de tus pensamientos, por ejemplo, es lo básico para tener una salud emocional estable y luego por supuesto…saber como la alimentación influye en tu vida. 

Aquí va la receta!

CREMA DE  CALABAZA

TiEMPO: 30’

Porciones: 3

Ingredientes

  • Aceite de oliva o de sésamo ligero: 1 c.s
  • Cebolla: 2, cortadas en medias lunas
  • Jengibre: 1 trozo de 1 cm picado finamente
  • Calabaza: 3 tazas cortada a cubos de 1cm
  • Sal: 1/4 c.p
  • Ralladura de 3 mandarinas
  • Pasta o crema de almendra: 1 c.s (opcional)

Procedimiento

  1. Calentar el aceite de oliva en una olla a fuego medio y añadir el jengibre bien picadito y saltearlo durante unos 30 segundos. Añadir la cebolla y saltear a fuego medio hasta que queden traslúcidas. Añadir un pelín de agua si la cebolla se pega a la olla.
  2. Añadir la calabaza previamente cortada, saltear bien durante 2 minutos, añadir un poco de sal, bajar el fuego a mínimo, tapar la olla y dejar que la calabaza se cocine en su propio jugo durante unos 20 minutos.
  3. Añadir el agua justa para cubrir la calabaza y la ralladura de mandarina con mucho cuidado de NO rallar la parte blanca (Sólo queremos la primera capa naranja de la cáscara de mandarina, ya que si no, la sopa quedará muy amarga). Llevar a ebullición, bajar el fuego a mínimo y cocer a fuego lento durante 10 minutos.
  4. Triturar bien la crema en la licuadora hasta que quede completamente cremosa.
  5. Decorar con un poco de pasta de almendra si se desea y perejil cortado finamente.


¿Y tu?

• ¿Cómo lidias con aquellos días en los que se te tuerce todo y nada sale como tenías esperado? ¿Tienes algún alimento especial o comida que te de confort en esas situaciones?

Cuéntamelo en los comentarios de abajo! Me encantaría saber qué es lo que más te ayuda en este tipo de situaciones y así poderlo aplicar a mi vida yo también!

10 Comentarios
  • Trinidad
    Publicado el 16:45h, 14 febrero Responder

    Creo que la receta de la crema de calabaza tiene que esar estupenda. La probare y te digo.
    Los ratos malos no lo pago con la comida. Acepto y me quedo en el ahora. Enseguida pasa el pronto. Hay que dar tiempo para que las cosas se arreglen de la mejor forma posible. Un saludo

  • Irene
    Publicado el 20:27h, 09 enero Responder

    Hola Venu, una pregunta ya de nota: Qué variedad de calabaza prefieres? ahora que estamos en temporada, cacahuete, moscada…

    • Venu Sanz
      Publicado el 08:07h, 10 enero Responder

      Hola Irene, yo uso las calabazas valencianas, que es achatada con la piel grisácea y es pura miel :)

  • Angela Aparicio
    Publicado el 10:16h, 18 diciembre Responder

    Hola Venu!
    Te sigo desde Luxemburgo, me encanta tu blog!
    Muchas gracias por esta receta “redonda”. Al principio simplemente me atrajo la combinación gustativa calabaza-jengibre-mandarina, pero según lo estaba haciendo me di cuenta de que era como un nishime convertido en sopa (genial para relajar el estómago, que es el otro cerebro…), y añadiéndole el jengibre para bajar la energía de la cabeza y los aceites esenciales relajantes de la mandarina, resulta UNA FORMULA MAESTRA SUPERZEN!! Bueno, le hice algún “tuneo”, le añadí un cachito de kombu a la cocción lenta y un par de zanahorias porque la calabaza era chiquita. Y Luego le puse ralladura fresca de mandarina al servir, porque se pierde un poco el sabor de la mandarina fresca en la cocción. Una delicia, muchas gracias!

    • Venu Sanz
      Publicado el 15:18h, 21 diciembre Responder

      Hola Angela! Wow desde Luxemburgo! ….Exacto :) Así es como hago la gran mayoría de mis sopas: dejo que las verduras vayan cociéndose en su propio jugo para que adquieran más y más dulzor, como en una cocción tipo nishime, que como dices va fenomenal para los órganos centrales! Me alegro muchísimo de que te guste mi fórmula “superzen” y que la sopa haya sido un éxito! Un abrazo Angela! :)

  • Mónica
    Publicado el 20:35h, 10 diciembre Responder

    Me encantan tus recetas! Ésta la voy a poner en práctica ahora mismo, para la cena de esta noche. Ah, y muy buenos consejos. :)

    • Venu Sanz
      Publicado el 09:28h, 14 diciembre Responder

      Gracias Monica! Cuanto me alegro de que te gusten las recetadas y los consejos jejeje :) Al final…Como te quedo la cremita???

      • Mónica
        Publicado el 16:39h, 14 diciembre Responder

        Quedó muy rica. Prescindí de la ralladura de mandarina porque no estaba segura que fuesen mandarinas eco. Esta semana repetiré la receta :)

  • oscar
    Publicado el 19:00h, 08 diciembre Responder

    cuando añades el jengibre?

    • Venu Sanz
      Publicado el 19:20h, 08 diciembre Responder

      Qué ojo tienes Oscar! Ahora lo cambio ;) Lo salteo 30 segundos con el aceite justo antes de saltear la cebolla. Gracias por tu corrección :)

Publica un comentario